Un niño y su madre llevan máscaras protectoras