La tecnología digital se enfrenta a la inteligencia artificial