Los huéspedes levantan vasos con diferentes bebidas