Detener el racismo con las manos.