Sentirse extremadamente conmocionado y sorprendido