Un apetitoso trozo de pizza en manos de una niña